Fecha de publicacion: 2018-03-19 / Categoria: Sociedad / Fuente: ultima hora
Necesitamos sanciones más fuertes por no votar
Por Luigi Picollo Vicepresidente del Club de Ejecutivos

En este periodo electoral se enfatizan todas las inequidades de los procesos electorales, pues los partidos minoritarios o candidatos menos favorecidos económicamente ven que tienen mínimas oportunidades de éxito. En el supuestamente democrático proceso electoral, la ley del capitalismo salvaje también aplica. La capacidad económica es contundente para asegurar el éxito, dejando en un segundo plano el mérito de la propuesta o la integridad del candidato. El establishment organiza y transporta a los votantes, mientras que lo demás son detalles menores de un side-show con resultados cantados. Entendemos por establishment el conjunto de personas, instituciones y entidades hegemónicas en la sociedad que procuran mantener y controlar el orden establecido.

Todo esto se da a pesar de que, en cada nuevo proceso electoral, aumenta la oferta y opciones para la población. Tenemos hoy muchos más candidatos a presidente, y decenas de listas de parlamentarios. ¡Oferta hay!, pero continúa siendo irrelevante para el establishment, porque la poderosa máquina electoral partidaria incentiva y traslada hasta a los más indiferentes ciudadanos para convertirlos en votantes, asegurando así la victoria.

Paralelamente, expertos extranjeros se cansan de señalar el punto débil del sistema, que es el dudoso origen de los fondos que financian a los partidos políticos. Ningún control valido se ha podido implementar, y si se llegase a implementar, quien lo deba de controlar será indudablemente manipulado o neutralizado por el establishment.

Es un problema que persiste desde la fundación de nuestra República, donde la democracia de la que tanto alardeamos no es más que la dictadura de las minorías organizadas y silenciosamente financiadas. ¿Qué solución extraordinaria podemos dar a este problema tan grande y con poderosos intereses creados?

Brasil lo resolvió con una solución muy simple: impuso el voto obligatorio, con sanciones a quien no lo ejerza. Todo ciudadano brasileño mayor de 18 años y menor de 70 años está obligado a votar. Para ello debe de tener siempre vigente su "Titulo Eleitoral", documento que es de presentación obligatoria para obtener el pasaporte, permiso de conducir, cobrar el IPS, postularse para un cargo público, cobrar salario como funcionario público, tomar préstamos en bancos del Estado, etc., etc. La menor penalidad de no votar es la multa, la mayor es la gran dificultad de realizar gestiones y transacciones. Estas consecuencias lo sufren por igual desde el más humilde de sus ciudadanos hasta el más acaudalado empresario.

Brasil con más de 208.000.000 de habitantes y enormes diferencias de ingreso per cápita, mantiene esta SIMPLE Y CONTUNDENTE ESTRATEGIA que elimina de raíz los monumentales problemas mencionados más arriba. Ningún grupo económico, partido o asociación que sea, puede llegar a disponer de suficientes condiciones económicas ni consigue mantener una logística para direccionar una significativa cantidad de votos donde más 144.000.000 de electores están OBLIGADOS a votar. Además, el 1 de febrero del 2018 concluyó en Brasil el plazo para catastrar los datos biométricos de todos los votantes. El "Titulo de Eleitor" solo se puede obtener personalmente, así desaparecen los votos de los fantasmas, los muertos, etc.

¡Las soluciones contundentes a los problemas más enmarañados son las más simples y hasta obvias! Pero el negocio ha estado siempre en rebuscarse complejas alternativas, aparentemente brillantes, atractivas en palabras, que justifiquen lo más costoso de lo sofisticado, y terminan siendo imposibles que funcionen en la realidad. No pasan de astutas y elaboradas distracciones para la audiencia y el electorado, asegurando así que el esquema de poder permanezca inalterado, mientras que la masa inercialmente crea que estamos en plena democracia.

 

.


Otras Noticias

Compra Venta
Dolar 6.280 6.390
Real 1.450 1.490
Dolar x Real 4.26 4.37
27-01-2020
Tiempo Local
Seguinos
 

2020 Amambay Ahora. Todos los derechos reservados
hosting by HOSTIPAR.com